STAFF
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Tu look del día
Miér Jun 08, 2016 9:15 pm por Valerie Froschetti

» ¿Qué haces?
Miér Jun 08, 2016 9:10 pm por Valerie Froschetti

» Qué hora es?
Miér Jun 08, 2016 9:07 pm por Valerie Froschetti

» Qué estás escuchando?
Mar Jun 07, 2016 11:14 pm por Valerie Froschetti

» Tanteando terreno
Sáb Jul 19, 2014 12:58 am por Gustav Vessalius

» Empareja al de arriba
Dom Jul 13, 2014 12:06 pm por Katelyn Lestrange

» Instinto familiar
Mar Jun 10, 2014 6:18 pm por Nix Alighieri

» Solicita Tu Raza
Mar Jun 10, 2014 12:12 am por Katzya Lestrange

» Registro de Avatar
Mar Jun 10, 2014 12:09 am por Katzya Lestrange

Junio 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

  2012 La Llama del Fenix - All Rights Reserved

Intentando encontrar el pasado

Ir abajo

Intentando encontrar el pasado

Mensaje  Invitado el Jue Mayo 24, 2012 9:27 am

Desde aquel día que visité el hospital en busca de Logan y me había encontrado con ella, no había vuelto a ver a Galatea Black, aquella extraña vampira que me ofreció su protección y que se bebía los vientos por mi querido "primo".

Había decidido acceder (en parte) a su petición / ofrecimiento de ayuda, a pesar de que había una parte de mí que me decía que no debía decir nada de lo que sabía. Mis salidas con Alison y Kate, y el poco contacto que tuve con Logan antes de que emprendiera su viaje, y también la única vez que los vi juntos en casa, me habían dado una breve imagen de lo que realmente había entre ellos: una gran amistad, fomentada en parte por la amistad entre la familia de Alison y Logan, y mucho cariño, pero nada más. Mi aguda intuición había logrado ver lo que ellos se esforzaban en disimular al máximo.

Además, necesitaba saber qué había detrás de aquella oscuridad, porque la situación estaba poniéndome cada vez más nerviosa y no podía parar. Por eso la había llamado y citado para ese día, y porque esa inquietud había aumentado durante las dos últimas semanas, y tenía la extraña sensación de que mi vida cambiaría muy pronto.

Había preparado una exquisita selección de dulces, con la ayuda de los elfos domésticos y un libro de cocina que encontré en algún rincón de la casa. Había dejado preparado para hacer un delicioso té hecho con unas plantas dulces de mi propia cosecha, ya que habia intuido que a Galatea le gustaban de una manera especial las cosas dulces, pero no estaba segura. Un té de naranja para mí bastaba, y estaba poniéndome cómoda para recibirla cuando sonó la campana. Le hice una seña al elfo que estaba conmigo para que fuera a abrir, y me senté uno de los sillones que había en el saloncito. Escuché venir al elfo con sus pasitos rápidos, y unos tacones. Me levanté, servicial, y el elfo entró en la habitación seguido por Galatea. Esbocé una sonrisa y le ofrecí mi mano para estrecharla.


Hola, Galatea, cuánto tiempo. ¿Cómo estás?

He preparado un té dulce con unas plantas dulces de mi cosecha, y unos pastelitos que hice yo misma.


Le hice una señal al elfo para que trajera los tés y los dulces, y le ofrecí asiento en el otro sillón, sentándome en el mío.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.